´üĚ

Falsos mitos sobre los helados

'Los helados son golosinas que no alimentan', 'los helados irritan la garganta', 'comer helados provoca dolor de cabeza'... ┬┐Qui├ęn no ha escuchado alguna vez una de estas afirmaciones? Descubre los argumentos que rechazan algunos de estos mitos asociados al consumo de los helados

Los helados son golosinas que no alimentan y engordan
Los helados aportan contenidos interesantes de diversos nutrientes, como las prote├şnas, el calcio o la vitamina B. Y no se puede afirmar que engorden porque depender├í del resto de la dieta. El contenido medio de una unidad o una porci├│n de un helado aportar├şa una valor cal├│rico inferior a una raci├│n de pastel, comparable a una porci├│n de queso y , obviamente, superior a una pieza de fruta.
Los helados contienen demasiado az├║car
Hay que tener en cuenta que una cierta cantidad de az├║car es conveniente para el organismo como fuente de energ├şa. El porcentaje razonable de az├║cares en la dieta diaria es de un 10% y el az├║car de un helado supondr├şa entre un 4 y un 6% (de un total de 2000 calor├şas diarias).
Los helados provocan caries
Los helados contienen az├║cares, pero ├ęstos no son la ├║nica causa de la formaci├│n de caries, existen muchos otros factores determinantes. Adem├ís, al no permanecer excesivo tiempo en la boca e inducir a la salivaci├│n, no son alimentos que potencien excesivamente las caries si cuidamos adecuadamente la higiene bucal.
Los helados causan dolor de cabeza
La estimulaci├│n por el fr├şo del paladar, sobre todo si es prolongada, puede causar dolor de cabeza. A pesar de ello, un estudio* demuestra que el consumo de helados no tiene una relevancia significativa y que por lo tanto, no se puede considerar un alimento especialmente migra├▒oso. Como precauci├│n basta evitar el contacto prolongado del helado con la parte trasera del paladar.

* Estudio publicado por el Departamento de Nutrici├│n y Bromatolog├şa de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona a cargo del equipo que lidera Abel Marin├ę (Director del DNB de la Universidad de Barcelona)
Los helados irritan la garganta y dificultan la digesti├│n
Cuando el helado entra en contacto con la faringe ya ha experimentado un aumento de su temperatura, debajo de la lengua no suelen registrarse temperaturas inferiores a los 28┬║C. Por ello no puede afirmarse que los helados irriten la garganta. En cuanto a la digesti├│n, en su recorrido hacia el est├│mago el helado va atemper├índose, por eso tampoco tiene un influencia negativa. No se puede decir lo mismo de las bebidas fr├şas que por su r├ípida degluci├│n, no dejan tiempo para esa bajada de temperatura.
Los diab├ęticos no pueden comer helado
Los helados con lactosa , al presentar lactosa como az├║car junto con grasas en su composici├│n, y en algunos casos tambi├ęn fibra como los frutos secos, o la pulpa de frutas a├▒adidas, producen una hiperglucemia menor en comparaci├│n con otros productos dulces. As├ş que , ocasionalmente, y siempre de forma moderada, podr├şan ser consumidos por pacientes diab├ęticos. Existe la opci├│n de variedades "sin az├║car" con edulcorantes artificiales que evitan el problema.

Fuente: 'Libro Blanco de los Helados', elaborado por Catedr├íticos de Nutrici├│n y Bromatolog├şa de la Universidad de Barcelona (Espa├▒a)

´ÇŹ
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.
Más información